Vendas de colores: ¿son realmente útiles?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

vendas-colores-fisioterapia
Las vendas de colores o kinesio taping suelen ser utilizadas desde hace algún tiempo en España en las consultas de fisioterapia. Sobre su empleo y efectividad se ha hablado mucho y hay detractores que consideran que no sirven para nada y profesionales que están a favor porque consideran que son útiles para tratamientos, sobre todo, relacionados con la curación de lesiones. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Las vendas

Para que estas vendas puedan hacer efecto, tienen que estar colocadas por un profesional porque todo tiene su técnica. De hecho, su posición y colocación se realiza de diferentes formas en función de la lesión o tratamiento que se tenga que aplicar.

Además, está también el color. Y es cada uno tiene su significado. Por ejemplo, las que son de color camel están indicadas para no generar molestias sobre la piel, azul para dispersar el calor, rojo para aportar calidez y negro para activar la musculatura.

Beneficios

Aplicadas correctamente las vendas de colores tienen bastantes beneficios. Por ejemplo, con ellas se puede trabajar la fuerza, de manera que con su uso se potencia y se ayuda a prevenir contracturas musculares. También están indicadas para aumentar el rendimiento deportivo.

vendas-colores-fisioterapia
En la corrección postural resultan bastante efectivas, ya que ayudan a corregir las malas posturas, aparte de contribuir a ganar un movimiento determinado en una articulación o bien en general.

Otro de sus beneficios es la reducción del dolor. Estas vendas pueden ser utilizadas con cualquier tipo de dolor, aunque son más efectivas cuando la dolencia está relacionada con el aparato locomotor. Además, se pueden emplear para aliviar el dolor menstrual cuando se colocan en la zona lumbar y en el vientre.

Y, finalmente, están sus ventajas para las afecciones linfáticas y las circulatorias, ya que pueden ser empleadas en casos de edemas postraumáticos y de algunas cirugías como, por ejemplo, la mastectomía.

Inconvenientes

Aunque estas vendas de colores tienen muchas ventajas y beneficios, también presentan inconvenientes puesto que no se pueden utilizar en aquellos casos en los que haya problemas cutáneos como micosis o eccemas, entre otros, así como ante la sospecha de riesgo de trombosis. Tampoco deben ponerse sobre las heridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *