Trucos y remedios para evitar la retención de líquidos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

retencion-liquidos
La retención de líquidos es un problema que afecta a muchas personas. En general, aparece porque no se bebe la suficiente cantidad de agua al día o se toma demasiada sal, o azúcar. Son situaciones que hacen que el cuerpo retenga líquido porque detecta que hay un bajo nivel en el organismo y lo guarda para asegurar su correcto funcionamiento. Combatirlo no es un complicado si se adoptan una serie de buenos hábitos y se siguen unos cuidados, aunque siempre es conveniente consultar con un médico para descartar que haya otras patologías detrás.

Alimentación

Normalmente, la retención de líquidos se nota en los tobillos, piernas, manos, la parte baja del vientre y de la espalda y también en la cara. Las causas pueden ser diferentes y van desde tomar determinados medicamentos como los corticoides a la inmovilidad prolongada, el calor o a una mala alimentación, entre otros motivos.

Y ahí, en la alimentación, es donde hay que poner el foco de atención porque es crucial para evitarla. El mejor remedio es beber agua para estar bien hidratado y conseguir eliminar más líquido. Además, pueden tomarse infusiones o caldos naturales, sobre todo, por la mañana, incluso antes de desayunar. Son beneficiosas por ejemplo la cola de caballo, que es muy diurética, el enebro, las hojas de olivo o el perejil, así como los caldos de espárragos, pepino y puerros.

También es importante tomar alimentos que son ricos en potasio, siendo necesario ingerir unos 400 gramos de diarios. En este grupo se encuentran el aguacate, plátanos, perejil, albahaca o las algas. Igualmente, se recomienda comer todos aquellos alimentos que son bajos en sodio como las manzanas, cerezas, piña y las peras. La dieta debe estar formada a su vez por otros productos como el arroz, la patata, la avena o la soja.

retencion-liquidos

Ejercicio

La otra clave para evitar la retención de líquidos es hacer ejercicio. Las personas con una vida sedentaria son más propensas a padecerla. ¿Cuál es el mejor? Cualquiera en el que haya que mover las piernas como caminar, correr, saltar… Cuando se esté trabajando, si no es posible levantarse cada hora, una buena opción es mover los dedos de los pies hacia arriba y abajo durante unos minutos.

Cuidados adicionales

Las personas que tengan un problema más severo de retención de líquidos o bien aquellas que quieran evitar que vaya a más, pueden seguir otra serie de consejos adicionales. Por ejemplo, funciona muy bien tomar duchas alternas de agua fría y mantener las piernas en alto durante unos minutos. Darse un masaje linfático es muy beneficioso, al igual que las sesiones de presoterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *