Trucos para frenar el hipo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

trucos-hipo
El hipo es una de las situaciones más incómodas que pueden aparecer. A veces se va de forma espontánea y dura poco tiempo, aunque hay personas que viven este tipo de episodios de forma más reiterada y con una duración mayor. Con unos sencillos consejos es posible acabar con él de forma rápida.

Qué es el hipo

Realmente, el hipo se produce al contraerse involuntariamente el diafragma, generándose un flujo de aire que, cuando pasa por las cuerdas vocales, se genera el característico sonido del hipo.

No obstante, hay veces que determinados hábitos lo originan como, por ejemplo, tomar refrescos u otras bebidas con gas o comer muy rápidamente, ingerir comida muy picante o bien los ataques de risa o de llanto.

Trucos

Aparte de cuidar la alimentación y los hábitos para que el hipo no se produzca, también es posible seguir otra serie de consejos para que, una vez ha hecho su aparición, se ponga un rápido remedio.

El primero de ellos es respirar dentro de una bolsa de papel para aumentar el nivel de dióxido de carbono en la sangre para que el hipo se detenga. Si no se tiene este tipo de bolsa, igualmente efectivo es beber un vaso de agua todo de vez y sin respirar.

trucos-hipo
Comer una rodaja de limón es otro de los consejos que se pueden poner en marcha. La clave está en que el organismo concentrará su atención en la acidez de este cítrico que se percibe a través de las papilas gustativas.

Otro truco útil es coger aire y aguantar la respiración hasta que no se pueda más o bien mantener el aire durante un tiempo de 30 segundos. A continuación, se debe ir soltando lentamente. Es importante repetir este ejercicio varias veces hasta que el hipo haya desaparecido por completo.

Y, finalmente, también es de ayuda taponar los oídos con los dedos y hacer una respiración lo más profunda que se pueda. Después, hay que cerrar los orificios de la nariz y aguantar la respiración el mayor tiempo posible. Luego, solo hay que ir soltando el aire con lentitud y comenzar a respirar normalmente.

Salud,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *