Tipos de bultos en el pecho

mujer de espaldas
Aunque si se detecta a tiempo el cáncer de mama tiene muchas posibilidades de curación, cada año se lleva a miles de personas. Por eso, es importante que las mujeres nos hagamos revisiones ginecológicas de forma regular. Además, también debemos estar atentas a los cambios que pueden producirse en los senos, como la aparición de bultos.

Si detectas una hinchazón o un engrosamiento en algún punto de tus pechos, deberás acudir al médico de forma inmediata. Eso sí, tampoco debes preocuparte en exceso, ya que la mayoría de bultos no son cancerosos. Para tranquilizarte, a continuación vamos a hablarte de los diferentes tipos de bultos que pueden aparecer en los senos.

Quistes

Muchas de las protuberancias del pecho se producen por quistes, que son modificaciones benignas del tejido mamario. Se trata de bultos repletos de líquido que suelen estar localizados muy cerca de la superficie.

Fibroadenomas

Otros bultos comunes son los fibroadenomas, protuberancias compuestas de fibra y tejido glandular. Es más frecuente en mujeres que no han llegado a los 30 años. Es el tumor benigno más común en chicas jóvenes.

Seudolumps

Los seudolumpus o seudobultos también son protuberancias benignas, en este caso causadas por tejido cicatrizado, muerto o necrótico; silicona endurecida, o por la presión de las costillas sobre el tejido mamario. Aunque se pueden encontrar en la superficie, es más común que se sitúen en zonas más profundas del pecho.

Cáncer de mama

Por último, tenemos que hablar del cáncer de mama, es decir, un bulto formado por células anormales que crecen de forma incontrolada. Su forma es irregular y puede encontrarse tanto en la superficie como en niveles más profundos. También es posible que se localice en la axila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *