Seis síntomas que te permiten intuir que sufres diabetes

diabetes
¿Sospechas que sufres diabetes pero no estás seguro? Lo mejor que puedes hacer es acudir al médico para salir de dudas, aunque hay ciertos síntomas que te pueden dar algunas pistas.

De todos ellos te hablo a continuación. Toma nota porque es una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo, aunque un porcentaje muy elevado no sabe que la padece.

Pérdida de peso incontrolable

Las personas que tienen diabetes pierden peso de forma incontrolable sin saber por qué. ¿La explicación? El azúcar está en niveles muy altos o la insulina es insuficiente, así que el cuerpo se pone a buscar reservas de grasa para sacar energía de alguna parte.

Ganas de orinar con mucha frecuencia

Si en la sangre hay una elevada concentración de azúcar, lo más normal es que el cuerpo la elimine a través de la orina trabajando junto a los riñones. De ahí que no sea nada extraño acudir al baño cada hora o menos. Suele ser más común por la noche que por el día, lo cual es un problema a la hora de descansar.

Mucha sed

Lo que acabo de comentar va relacionado con este punto. El hecho de orinar constantemente hace que tengamos más sed. El cuerpo trata de eliminar el azúcar empleando el agua que encuentra. Es recomendable evitar los zumos que no sean 100% naturales, las bebidas azucaradas y el café.

bebiendo-agua

Fatiga y cansancio

Las personas con diabetes pueden sentirse más cansadas de lo normal por la deshidratación (van demasiadas veces al baño), el esfuerzo que requiere la metabolización del exceso de azúcar y el hecho de que haya células peor alimentadas por culpa del exceso de glucosa.

Visión borrosa

Va asociada con la retinopatía diabética, que a la larga puede desencadenar en una ceguera. Los elevados niveles de azúcar en sangre afectan al sistema visual y el cristalino se puede inflamar, y eso es justo lo que hace que tengamos dificultad para enfocar objetos.

Heridas que no cicatrizan tan rápido como deberían

La vascularización es uno de los grandes problemas de los diabéticos. De ahí que haya más posibilidades de sufrir un ictus o un infarto. Las heridas pueden derivar en infecciones graves si no se cierran bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *