Remedios contra la fascitis plantar

fascitis plantar
La fascitis plantar es un problema que provoca dolor en el talón. Es una afección realmente molesta que también puede dar problemas en la zona media del pie, y que normalmente no suele deberse a un traumatismo, sino a un desgaste progresivo por el trabajo que se lleva a cabo habitualmente. Eso hace que con el tiempo se produzca una inflamación aguda de la aponeurosis plantar del pie que requiere atención médica.

La dolencia, que afecta por igual a hombres y mujeres, suele aparecer con más frecuencia en quienes están acostumbrados a salir a andar o a correr. Sea como sea, por suerte existen remedios para combatir sus síntomas y acelerar la recuperación de la zona dañada. ¡Toma nota porque te los contamos a continuación!

Masajes

Son perfectos para estimular la circulación de la sangre y descargar tensiones. Se recomienda hacer un mínimo de presión con las yemas de los dedos y utilizar aceites para que éstas resbalen mejor. Tampoco está de más utilizar una máquina de las que hacen masajes por electricidad, aunque es evidente que no todos tenemos una en casa.

Estiramientos

Se recomienda estirar para fortalecer tanto los pies como la zona inferior de las piernas. Eso te ayudará a controlar el dolor del talón, a la vez que pondrá a tono todas esas partes que probablemente estás sobrecargando por culpa de una forma de andar algo forzada. Eso sí, hay que tener cuidado porque en ocasiones los estiramientos pueden ser contraproducentes, así que lo mejor es probar un día y ver si funcionan.

Calor

No es ningún secreto que el calor, aplicado de forma local, ayuda a reducir la inflamación, aliviar la tensión y disminuir el dolor. Una bolsa de lino con sal calentada en el horno es una posibilidad, pero también puedes calentar una bolsa de plástico con agua muy caliente para posteriormente pisarla con la planta del pie afectado.

fascitis plantar 2

Sales de Epsom

Sus propiedades hacen que sea posible acelerar la recuperación de los tejidos conectivos y la curación de los músculos implicados en la fascitis plantar. Puedes llenar una palangana con agua tibia y dejar los pies sumergidos con sales de Epson durante un cuarto de hora aproximadamente.

Cúrcuma

La curcumina, el agente activo de la cúrcuma, puede ayudarte gracias a sus propiedades analgésicas, que son las que se encargarán de reducir la tensión y la inflamación. Se puede aplicar de forma tópica o preparando un té con agua y miel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *