Relación entre la hipertensión y el tabaco

tabaco
Es bien sabido que fumar es malo para la salud por muchos motivos. Sin embargo, mucha gente desconoce que existe una relación entre el tabaco y la hipertensión, una enfermedad que cada vez está más extendida en los países desarrollados, algo que tiene que ver con los cambios en nuestro estilo de vida.

Lo que hoy vamos a hacer en De Bienestar es contarte que tiene que ver el consumo de tabaco y la alta presión arterial. ¿Te gustaría acompañarnos?

Más sal en las comidas

Quizá no te hayas dado cuenta nunca, sobre todo si no eres fumador, pero las personas adictas al tabaco suelen echarle más sal a las comidas. Esto es por culpa del tabaco, que hace que tengan el sentido del gusto alterado y que, por tanto, noten las cosas sosas cuando en realidad no lo están. Además, a los fumadores también les suelen gustar los alimentos ácidos, ya que estos penetran en el paladar más fácilmente.

Niveles más altos

Si las personas fumadoras se acostumbran a echarle más sal de la cuenta a la comida, acabarán padeciendo problemas de hipertensión, ya que la sal es una de las causantes de que la tensión suba. Además, es importante tener en cuenta que el paladar se va adaptando a un nivel de sal más alto a medida que pasa el tiempo, por lo que cada vez necesitarán más dosis de sal.

No hay que excederse

Queremos dejar claro que echarle un poco de sal a las comidas no es malo para la salud, aunque es importante no excederse. Y es que además de provocar problemas de hipertensión, este componente puede ser el causante de la retención de líquidos. Además, causa calambres musculares y agotamiento, entre otras consecuencias. Lo que nosotros te recomendamos si te sientes identificado con esta situación es que, más allá de dejar el tabaco, vayas reduciendo la sal de tus comidas de manera paulatina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *