Propiedades de la cúrcuma

curcuma
Estoy seguro de que has oído hablar de la cúrcuma muchas veces, aunque no tengo tan claro que la hayas probado. Se trata de una especia con unas propiedades que se han llegado a calificar de milagrosas, aunque no me atrevo a emplear esos términos para describir lo que es capaz de hacer por nuestro organismo.

Lo que sí puedo decir es que tiene propiedades curativas y puede ayudarnos a prevenir muchas enfermedades. ¿Su origen? China, India y África.

Un poderoso antioxidante

La cúrcuma va sobrada de antioxidantes. Neutraliza los radicales libres y hace que los signos de envejecimiento se muestren más tarde de lo normal. A nuestro corazón le sienta de maravilla y dicen que es efectiva para tener una buena memoria. De hecho, incluso sirve para combatir el estrés.

Va bien contra la inflamación

Con cúrcuma de calidad, que es la que no lleva conservantes y otras sustancias añadidas, puedes descubrir su poder contra la inflamación. Te la puedes tomar vía oral, pero también está recomendado aplicarla directamente en la piel tras preparar una pasta en un plato con agua. Tras la mezcla, su textura se parece a la del barro y queda enganchada a la zona afectada. Si no es así es probable que le hayas echado demasiado agua. Con una capa de un milímetro es suficiente para que actúe durante toda la noche.

Útil contra el dolor estomacal

El sistema digestivo también se beneficia de las propiedades de la cúrcuma. Favorece una buena digestión y es de gran utilidad a la hora de aliviar el dolor estomacal. Basta con añadir una o dos cucharaditas de cúrcuma a un yogur o a la leche para descubrir que va francamente bien. Se recomienda mezclar bien esas cucharaditas antes de ingerir la mezcla para asimilarlas mejor y con más rapidez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *