Pies fríos: ¿por qué sucede?

pies-helados
Muchas personas, sobre todo mujeres, tienen siempre los pies fríos con independencia de que se esté en verano y haga altas temperaturas. Es una situación incómoda y que tiende a preocupar. Y no es para menos porque puede haber motivos importantes de inquietud, ya que tener los pies siempre o con frecuencia fríos es señal de que se puede tener alguna enfermedad o de que algo no va bien en el cuerpo.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo se reconoce por varios síntomas. Es habitual que una persona con esta enfermedad note que tiene los pies fríos, aparte de ser especialmente sensible a los cambios de temperatura.

El motivo no es otro que el tiroides ya que, cuando se tiene hipotiroidismo, deja de producir la cantidad necesaria de hormonas tiroideas, que son clave para el correcto funcionamiento del metabolismo del cuerpo.

Problemas circulatorios

La mala circulación sanguínea es otro de los problemas que explican el hecho de tener los pies fríos. Esto se produce porque la sangre tiene dificultad para llegar a las extremidades que están más lejos del corazón. Esto, a su vez, genera que se tenga una temperatura en los pies que es inferior a la del resto del cuerpo. Además, estas personas es habitual que tengan las manos más frías.

pies-helados

Anemia

La anemia también está relacionada directamente con tener los pies fríos. Y es que el déficit de hierro afecta a la regulación de la temperatura del cuerpo. Así que no queda más remedio que vigilar lo que se come.

Neurología

Los trastornos neurológicos es otro de los factores que influyen en esa mayor sensibilidad de las extremidades al frío. Esta causa puede explicarlo de forma más habitual en aquellas situaciones en las que la persona siente frío, pero los pies están calientes al tacto, ya que suelen ser señal de que se puede tener una neuropatía periférica.

Un trastorno que, en general, es bastante común en las personas que tienen diabetes, aunque igualmente se detecta en aquellas que presentan un déficit importante de vitamina B.

Artículos relacionados:

Remedios para la fascitis plantar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *