Osteoporosis: consejos para proteger los huesos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter2Share on Google+1

osteoporosis
Los huesos muchas veces son los grandes olvidados de la salud y de los cuidados para sentirse bien. Con el paso de los años, el tejido que forma el esqueleto se va debilitando y ya empieza a dejar de regenerarse, volviéndose el hueso poroso. En realidad, el envejecimiento no puede frenarse, pero sí se pueden seguir unos buenos hábitos para retardarlo y que los huesos tengan una vida saludable durante mucho más tiempo.

Cuidados generales

Dentro de los cuidados generales que se tienen que seguir figura no aumentar de peso, porque la obesidad o los kilos de más generan problemas en el esqueleto, contribuyendo a su debilitamiento.

Además, es muy importante cuidar las posturas, sobre todo cuando se está trabajando, con el fin de evitar dolores y contracturas, entre otras posibles consecuencias negativas para la salud de los huesos.

Por supuesto, hay que hacer ejercicio. Lo mejor es caminar entre 30 minutos y una hora al día. Es una actividad física que es muy buena para fortalecer los huesos. No obstante, también pueden practicarse otros deportes, pero con moderación porque, con una actividad intensa, se pueden producir microfisuras. Y no hay que olvidarse de tomar el sol para el aporte de vitamina C, que ayuda a asimilar el calcio.

osteoporosis

Alimentación

Seguir una alimentación adecuada es la regla de oro también para la osteoporosis. En este sentido, hay que incluir en el día a día la ingesta de alimentos que ayuden a fortalecer los huesos. Entre ellos están los frutos secos, que tienen un gran aporte de calcio, como las almendras o avellanas.

Ricos en calcio son también los boquerones, así como las semillas de sésamo, que por ejemplo se pueden incorporar a las ensaladas o a los postres. Y, por supuesto, está la soja, que es muy rica en calcio, aparte de contener otras sustancias como estrógenos que favorecen una mejor densidad ósea. Tampoco en la dieta pueden faltar las algas, que tienen un gran aporte de calcio.

El aceite de oliva es muy beneficioso para la salud porque contiene oleuropeína, que ayuda a la creación de las células que forman el hueso. Además, el consumo moderado de cerveza contribuye a evitar las fracturas óseas.

Malos hábitos

Además, hay que dejar atrás hábitos que no son nada saludables para la salud ósea como tomar café, cuya ingesta debe limitarse porque dificulta la asimilación de calcio. También hay que reducir la sal y las bebidas gaseosas porque contienen fósforo, que contribuye a que el hueso se desmineralice. Igualmente, se debe tener cuidado con las proteínas porque tienen un efecto descalcificante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *