Ocho mitos sobre la fertilidad

pareja sosteniendo una planta
¿Crees que lo sabes todo sobre la fertilidad? Es probable que tus conocimientos sean erróneos teniendo en cuenta que circulan multitud de rumores sin fundamento que nos llevan a confundir el concepto de algo que deberíamos conocer muy bien.

A continuación voy a repasar los ocho mitos más extendidos sobre la fertilidad, así que toma nota y no vuelvas a caer en los mismos errores cada vez que hables del tema con amigos, familiares y médicos.

Todos falsos

1- La edad no influye en el embarazo: Esto no es así porque la mujer pierde probabilidades de quedarse embarazada a medida que envejece. A partir de los 35 años la reserva ovárica y la calidad de los ovarios se resienten, algo que va en contra de la fertilidad y aumenta las posibilidades de que los hijos nazcan con anomalías de tipo genético.

2- Tener la menstruación es sinónimo de ser fértil: No es así porque la menstruación no es sinónimo de fertilidad. De hecho, y como he comentado en el primer punto, cuantos más años pasan menos posibilidades hay de tener hijos.

3- El hombre es igual de fértil durante toda la vida: Al igual que la mujer, el hombre también pierde sus cualidades fértiles con el paso del tiempo. La calidad del semen disminuye y se incrementa el riesgo de que los hijos vengan al mundo con alguna patología genética. El tabaco y la contaminación también hacen que la calidad del semen vaya a peor.

4- La infertilidad es por culpa de la mujer: Para nada, puesto que el 40% de los casos de infertilidad se producen porque el hombre no puede tener hijos. Es un mito que se ha creado por culpa de una sociedad demasiado machista.

pareja feliz
5- Quedarse embarazada es fácil: Eso no es así y muchas parejas lo saben. Hay que consultar al especialista cuando se lleva un año intentándolo sin éxito. En mayores de 35 años es mejor pedir ayuda antes, ya que en los tratamientos de reproducción asistida la edad importa.

6- La infertilidad es psicológica: Es verdad que los nervios no ayudan a concebir, pero no menos cierto es que las causas siempre son fisiológicas.

7- Los tratamientos de reproducción asistida son caros: No son baratos, desde luego, pero se pueden financiar para no tener problemas económicos. Además, adoptar siempre es más caro y puede implicar varios años de espera.

8- La fecundación In Vitro da como resultado embarazos múltiples: Es algo que cada vez pasa menos gracias a los avances que se han llevado a cabo en este campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *