Mitos sobre el consumo de fruta

frutas
¿Cuántas veces habrás escuchado eso de que la fruta es beneficiosa para la salud? ¡Es una gran verdad! Sin embargo, no deberías creerte toda la información que circula por Internet, ya que hay ciertos mitos que conviene aclarar que no son ciertos, lo cual no quiere decir que la fruta no sea un gran aliado de nuestro organismo.

La fruta engorda por el hecho de ser dulce

Hay que tener en cuenta que cada tipo de fruta es una historia. Las propiedades y los aportes calóricos de cada una de ellas difieren, así que hay que tenerlo muy cuenta a la hora de tomar una decisión sobre lo que más conviene para adelgazar. Sea como sea, el aporte calórico de la fruta es tan bajo que no vale la pena preocuparse por ello. Comer cuatro porciones de fruta no comprometerá tu línea.

Consumir fruta en ayunas sirve para adelgazar

Es completamente falso. La fruta, si tiene que engordar lo hace de igual forma en ayunas o en cualquier otro momento del día. Lo que sí es verdad es que la fruta tiene la capacidad de saciarnos, consiguiendo que comamos menos por la mañana hasta llegar a la comida del mediodía.

Los diabéticos no pueden consumir fruta dulce

Aunque es cierto que hay frutas con más contenido de azúcar que otras, los científicos no han llegado a ninguna conclusión al respecto. No hay problema para que un diabético coma fruta, pero hay que fijarse en la cantidad de carbohidratos que contiene cada fruta, puesto que son éstos los que elevan el nivel de glucosa que encontramos en la sangre.

comer fruta

A la hora de hacer dieta es mejor comer fruta en ayunas

Nuevamente hay que decir que ningún estudio científico ha demostrado que eso sea cierto. Lo que sí se puede decir es que hay determinadas frutas que pueden hacernos engordar más por contar con un contenido calórico elevado, como es el caso de las uvas, los higos y la banana. Pese a ello, no hay que dejar de consumir dichas frutas porque su impacto a la hora de ganar peso es mínimo y sus propiedades son muy beneficiosas para la salud. Con moderar su consumo es suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *