Manchas blancas en la piel: causas y tratamiento

manchas-blancas-piel
Cuando se habla de manchas en la piel, siempre se piensa en las que son de color marrón y que se producen normalmente por el efecto del sol por el envejecimiento o por cambios hormonales en la mujer. Sin embargo, también aparecen otro tipo de manchas que son de color blanco. Es lo que se conoce como hipomelanosis, que tiene unas causas muy concretas y que precisa también de unos tratamientos específicos.

Causas aparición

Las manchas blancas en la piel suelen aparecer por el envejecimiento de la dermis, que se ha producido sobre todo por un exceso de radiación solar a lo largo de la vida y que se acumula en la piel.

Con este proceso, se merma la capacidad de fabricar la melanina y, en consecuencia, que la piel pueda lucir un tono uniforme. Así es como aparecen las manchas.

Diagnóstico

Cuando aparecen este tipo de manchas es importante visitar al dermatólogo para que haga una exploración clínica y saber si realmente estas manchas se deben a esa exposición solar y al envejecimiento o bien están relacionadas con otro tipo de problemas o enfermedades.

manchas-blancas-piel
Y es que en ocasiones su aparición también está relacionada con otros trastornos como la pérdida de pigmento tal y como sucede con el vitíligo, pero también por los hongos, cicatrices y otras enfermedades dermatológicas.

Grupos de riesgo

Normalmente, este tipo de manchas aparecen cuando la persona es mayor, encontrándose el nivel de afección en los ancianos mayores de 70 años. De todos modos, tampoco es extraño ver ese tipo de manchas en personas más jóvenes.

Tratamiento

En general, el problema de estas manchas está en que no son estéticas, ya que no producen ningún tipo de molestia ni pican. Sin embargo, muchas personas intentan tratarlas para eliminarlas de su piel.

Lo más recomendable es tener que utilizar un tratamiento láser y exposición a luz ultravioleta para que se estimule la formación de melanina. De esta manera, los melanocitos recuperarán también la función que habían perdido.

Artículos relacionados:

Todo lo que debes saber sobre el melanoma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *