Los alimentos más saludables

manzanas
Si eres de los que se han propuesto comer más sano con el cambio de año, puede que este artículo te venga de maravilla. ¿Por qué? Pues porque te hablo de los diez alimentos más sanos que te puedes llevar a la boca.

Con alguno estarás poco familiarizado, habrá otros que no te gustarán y también te llevarás una alegría al ver que los hay que ya forman parte de tu dieta habitual. Sea como sea, deberías tomar nota y tenerlos muy en cuenta en tu próxima compra. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Manzanas

Además de estar muy buenas, las manzanas combaten los radicales libres al ser una fuente de antioxidantes. Eso significa que nos protegen de determinadas enfermedades y retrasan el envejecimiento. Además, se ha demostrado que una manzana al día reduce en un 23% el colesterol malo y aumenta en un 4% el colesterol bueno. También es un dato a tener muy en cuenta el de que reducen la posibilidad de sufrir un ictus en un 52%.

Almendras

También están muy buenas y llevan de todo: fibra, riboflavina, calcio, magnesio, vitamina E… Puede merendar almendras o comértelas a media mañana en beneficio de tus niveles de colesterol. Por si fuera poco, su efecto saciante hace que no tengas tanto apetito, así que ayudan a no aumentar el peso.

Arándanos

Fitonutrientes, antioxidantes y fibra para prevenir enfermedades y sentirse bien. Los arándanos, según la Escuela de Medicina de Harvard, van muy bien para evitar el deterioro cognitivo y ayudan a reducir la obesidad al contener una gran cantidad de polifenoles.

arandanos

Verduras de hoja verde

Podemos alejarnos de la diabetes tipo 2 comiendo espinacas o col. Las espinacas, por ejemplo, son ricas en antioxidante y contienen vitaminas A, B6, C, E y K. Y no solo eso, sino que a su larga lista podemos sumar potasio, betaína, hierro, calcio, zinc, fósforo, selenio, ácido fólico, manganeso, niacina y cobre.

Brócoli

Potasio, ácido fólico, calcio, fibra y fitonutrientes son la mejor carta de presentación de un alimento temido por muchos niños (y no tan niños). El brócoli reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes y ciertos tipos de cáncer. Además, también contiene vitamina C y ayuda a prevenir la osteoartritis.

Germen de trigo

Aquí nos topamos con zinc, tiamina, magnesio, ácidos grasos esenciales, vitamina E, fósforo… Eso hace que sea más fácil conciliar el sueño, que no tengamos problemas con el tránsito intestinal o que nos sintamos menos cansados. También es un buen aliado contra el estrés y la ansiedad.

germen de trigo

Boniatos

Es una pena que la gran mayoría solo los consumamos en otoño. Contienen vitamina C, vitamina B6, fibra dietética, hidratos de carbono complejos y beta caroteno. Su valor nutricional se situó en la posición más alta dentro de un estudio llevado a cabo por el Center for Science in the Public Interest de Estados Unidos en el que compararon varios vegetales.

Pescado azul

En este apartado podemos incluir el atún, el boquerón, la sardina, el bonito, el salmón, la trucha, la caballa, el arenque… Todos ellos contienen ácidos grasos omega-3 que van bien para el corazón y para el sistema nervioso. Al tener vitamina A y D, retrasan el desarrollo del cáncer de próstata.

salmon

Harina de avena

Sus beneficios para la salud saltan al a vista teniendo en cuenta que reduce los niveles de colesterol en sangre. La culpa la tienen los ácidos grasos omega-3, pero es que también es rico en vitaminas B, potasio y ácido fólico.

Aguacate

El hecho de tener mucha grasa hace que algunas personas lo tengan en la lista negra, pero lo cierto es que el 75% de esas grasas son monoinsaturadas, lo que significa que son beneficiosas para nuestro metabolismo. Además, encontramos un alto contenido en fibra y vitaminas B, K y E. Varios investigadores de la Universidad Estatal de Ohio dijeron que había sido capaz de destruir células pre-cancerosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *