La comida quemada es perjudicial para la salud

comida-quemada
Si te gusta la parte quemada de algunas comidas, como puede ser una paella o un costillar, siento darte una mala noticia. La comida quemada es perjudicial para la salud, y ni siquiera es suficiente con retirar la parte afectada para librarnos de las sustancias nocivas que se crean cuando se dispara la temperatura de un horno, un microondas o una sartén.

Nos la comemos sin saber el mal que nos hace

De nada sirve llevar a cabo una dieta saludable si no se tienen en cuenta este tipo de cosas. Puede que estés optando por los alimentos que te ha recomendado el dietista, pero también es posible que algunos de ellos te los estés comiendo más quemados de la cuenta.

Está bien asegurarse de que la carne y otro tipo de alimentos están bien hechos. Sin embargo, no hay que sobrepasar cierto límite en el que pasamos a hablar de comida carbonizada. Ésta incluye un elevado nivel de dióxido de carbono y toxinas que pueden traernos problemas a corto, medio o largo plazo. Son sustancias que se acumulan en nuestro cuerpo y que afectan negativamente al funcionamiento de nuestro organismo.

Puede fomentar la aparición de algunos cánceres

Los procesos intestinales y estomacales se complican porque la comida quemada es más difícil de digerir. Y no solo eso, sino que las células se ven afectadas y se cree que podría participar en el proceso de formación de ciertos tipos de cáncer.

comida-quemada-2

Las barbacoas

Cocinar en una barbacoa no es lo más recomendable del mundo. Pueden aparecer sustancias tan nocivas como el benzopireno y el dibenxoantraceno, que por lo visto son capaces de modificar nuestro ADN. Eso sucede cuando la llama contacta directamente con el fuego, motivo por el cual se recomienda cocinar con el calor que proporcionan las brasas.

Las masas de pizza

Para terminar, hay que decir que las clásicas masas de pizza quemadas también son peligrosas. Si contienen azúcar y se calientan a más de 180 °C, lo que puede pasar es que la asparagina (un aminoácido) se descomponga para convertirse en acrilamida, catalogada como posible cancerígeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *