Consejos para practicar running de forma saludable

consejos-running
El running es un deporte que cada vez cuenta con más adeptos. Y es que hacer ejercicio al aire libre es algo mucho más agradable que realizarlo dentro de un centro deportivo o gimnasio. Además, es una práctica que permite hacerla en grupo y cambiar los itinerarios para que no sea monótona. Sin embargo, como todo tipo de ejercicio, debe realizarse de forma adecuada y siempre es conveniente seguir una serie de consejos.

Pasos previos

Antes de comenzar a hacer running, al igual que cualquier otro deporte, es importante realizar una consulta al médico para comprobar que no existe ningún problema de salud que dificulte esta práctica deportiva.

Además, hay que tener el equipamiento adecuado. Y es que las zapatillas de running son especialmente importantes y deben estar adaptadas para esta práctica deportiva con el fin de que el pie y las articulaciones sufran lo menos posible.

Inicio

Cuándo se va a realizar el running, es clave trazar un plan de entrenamiento. Siempre se debe comenzar de forma progresiva, sobre todo, cuando se lleva mucho tiempo sin hacer ejercicio.

consejos-running
La clave está en plantearse objetivos que sean realistas e ir dosificando el esfuerzo de forma gradual. El tiempo de práctica también debe ir ampliándose de forma progresiva.

Aparte, antes de comenzar siempre un entrenamiento de running, es fundamental realizar un calentamiento previo para evitar empezar a correr en frío. Igualmente, deben hacerse unos estiramientos.

Esto es especialmente importante también tras acabar la sesión de running. Nunca, se debe frenar la actividad física de golpe, siendo importante ir bajando las pulsaciones y la intensidad del ejercicio de forma progresiva. También hay que acabar con ejercicios de estiramiento para evitar problemas musculares posteriores.

Alimentación

Cuándo se hace ejercicio es importante seguir una dieta que incluya todos los aportes que se necesitan para el entrenamiento. Y, el running, no es ninguna excepción.

Lo más importante es incluir hidratos de carbono como la pasta el pan y los cereales porque proporciona la dosis necesaria de energía para utilizar durante el ejercicio físico.

Además, no hay que olvidarse de la hidratación porque a través del sudor se eliminan muchos minerales aparte de agua. Lo más recomendable es beber agua antes, durante y después del entrenamiento físico para estar así siempre bien hidratados y reducir el riesgo de lesiones.

Artículos relacionados:

¿Qué deportes me convienen según mi edad?

Los mejores ejercicios para prevenir el infarto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *