Consejos para no resfriarse este invierno

resfriados-invierno
Muchas personas se están viendo afectadas por la gripe –en algunas comunidades autónomas se ha llegado al nivel de epidemia-, y por otros virus que atacan las vías respiratorias y que también se están convirtiendo en un problema de salud. Son afecciones que a veces se confunden con el resfriado, que también es común en invierno. Hoy nos vamos a centrar en una serie de consejos para tener unos meses invernales libres de estornudos, mucosidades y pañuelos.

El entorno

Uno de los primeros consejos que se debe seguir para no resfriarse es cuidar el entorno en el que estamos. De esta manera, no es bueno tener temperaturas muy altas en el hogar o en el centro de trabajo porque luego el contraste con el exterior cuando se tiene que salir hace que las defensas se debiliten y sea más fácil resfriarse.

También es muy importante evitar la sequedad ambiental, que hace que las mucosas se alteren. Esto, evidentemente, favorece la entrada de virus en el cuerpo. Para evitarlo, siempre es bueno tener cuencos de agua cerca de radiadores o de las fuentes principales de calor.

Y, aunque haga frío, no hay que olvidarse de ventilar la casa para que los microorganismos no se concentren en ella. Es suficiente con abrir las ventanas durante cinco minutos al día.

resfriados-invierno

Higiene

La higiene es clave para no resfriarse. De hecho, una de las maneras más comunes de contagiarse del resfriado es a través de las manos porque se tocan muchas cosas que pueden contener virus. Pero, además, de lavárselas siempre que se llegue a casa y antes de tocar cualquier bebida o comida, es fundamental también cambiar con mucha periodicidad las toallas si se comparten para evitar el contagio. Igual sucede con toda la ropa de capa o prendas, como bufandas, que se intercambien.

Igualmente, se deben limpiar teléfonos, teclados de ordenador, ratones… que tengan un uso común con un producto, que es mejor que sea desinfectante. Esta limpieza debe ser frecuente.

Cuerpo

Y para no resfriarse tampoco hay que olvidarse del propio organismo. En este caso, la alimentación siempre es la mejor aliada. En la dieta de estos días no deben faltar las frutas y verduras frescas porque ayudan a mantener el sistema inmunológico en buenas condiciones.

Beber agua es otra de las claves para hidratar las mucosas y que estén en mejores condiciones para impedir la entrada de virus. También se pueden beber zumos, pero nunca alcohol en exceso ni fumar.

Artículos relacionados:

Consejos para prevenir la gripe

Bronquitis: los mejores cuidados para prevenirla y tratarla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *