Consejos para aliviar las agujetas

agujetas
Hoy en día es muy importante hacer ejercicio para mantenerse en forma con el fin de mejorar la salud. Sin embargo, esto tiene una contrapartida: las agujetas, que son un tanto incómodas cuando aparecen. No obstante, es posible seguir una serie de pautas y de remedios, que permiten reducirlas y aliviar todas las molestias que generan cuándo se produce un sobreesfuerzo muscular.

Remedios caseros

Una de las de las medidas que se pueden poner en práctica para aliviar las agujetas es aplicar frío. La verdad es que es un remedio bastante efectivo que, además, permite notar un alivio rápido.

La aplicación es muy sencilla. Tan solo hay que poner una bolsa de hielo o cubitos envueltos en una bolsa de plástico bien fría sobre la zona en la que tengas las agujetas. De esta forma, se logra un mayor bienestar.

Otra alternativa es dar masajes en la zona. Para ello, una buena opción es mezclar un poco de aceite de oliva con algún aceite esencial como, por ejemplo, de lavanda. Con esta mezcla, se da un masaje por los músculos afectados por las agujetas para conseguir su relajación.

agujetas
También es muy efectivo tomar baños de tomillo y de aceite de ciprés. Estos dos productos tienen la particularidad de ser antiinflamatorios, lo que permite que actúen relajando el dolor de los músculos.

No obstante, es posible aplicarlos por separado. Así, en primer lugar, hay que dar un masaje con el aceite esencial de ciprés en las zonas en las que más agujetas se tienen y en las que se nota más dolor para, luego, aplicar el baño de tomillo con agua tibia.

Alimentación

La alimentación siempre es la mejor aliada al hablar de salud y, en esta ocasión, no es ninguna excepción. De hecho, influye mucho en tener más o menos agujetas. La clave está en el potasio y el magnesio, dos minerales que ayudan a reparar las fibras musculares. Por ejemplo, se hallan en el kiwi, piña o almendras.

Todo esto se puede completar tomando una infusión de cayena y miel porque tiene efecto analgésico para reducir el dolor que se siente con las dichosas agujetas.

Artículos relacionados:

Errores típicos en los primeros días de gimnasio

Consejos para practicar running de forma saludable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *