Cómo actuar ante un sangrado nasal

sangrado nasal
Seguro que a lo largo de tu vida te ha sangrado la nariz en más de una ocasión. Y es que la también llamada epistaxis es bastante habitual, especialmente en niños. Los sangrados nasales son tan frecuentes porque en la nariz hay una gran cantidad de vasos sanguíneos pequeños. Además el solo movimiento del aire a través de ésta puede secar las membranas que la recubren, pudiéndose formar costras que sangran al hurgarse o sonarse.

La nariz puede sangrar por diferentes motivos (sonarse con mucha fuerza, infecciones, cuerpos extraños, golpes, traumatismos…), incluyendo algunas enfermedades, pero independientemente de cuál sea el motivo, deberemos actuar ante ellas siempre de la misma manera. ¡Te contamos lo que hacer a continuación!

Cómo colocarse

Lo primero que deberás hacer ante una hemorragia nasal es sentarte e inclinar el cuerpo hacia adelante un poco. Es importante que no eches la cabeza hacia atrás, ya que lo único que conseguirás será tragar sangre. Además, deberás presionar de forma suave con los dedos la zona superior del orificio que esté sangrando e ir respirando por la boca.

Compresas frías

Si tras estar cinco o diez minutos en esta posición el sangrado no cesa, entonces te recomendamos que recurras a compresas fríos o de hielo, que deberás colocar en el puente nasal. Lo que no recomiendan los especialistas es taponar la nariz con gasas o tapones de algodón. Si pasados 20 minutos la hemorragia sigue, entonces deberás acudir al médico.

Cuándo acudir al médico

También deberás acudir a un centro médico si la hemorragia se produce tras un traumatismo craneal o si cabe la posibilidad de que la nariz esté rota. Además, deberás consultar con un especialista si tu nariz sangra frecuentemente.

Salud, ,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *