Beneficios de echarse la siesta

dormir la siesta
Para muchos, dormir la siesta es uno de los mayores placeres de la vida, así que aprovechan siempre que pueden para echar una cabezadita después de comer y, así, estar más activos en lo que resta de jornada. Sin embargo, para muchos otros la siesta es solo una forma de perder el tiempo.

Lo que nosotros creemos es que la siesta puede ser muy buena, siempre y cuando no supere la hora de duración. De hecho, lo que recomiendan los expertos es que no supere los 40 minutos. ¿Quieres descubrir todos los beneficios de echarse la siesta? ¡Pues no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación!

Beneficios físicos

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la siesta favorece la digestión al realizarla después de comer, ya que los músculos se relajan ayudando así al aparato digestivo. Además, algunas investigaciones aseguran que las personas que duermen la siesta tienen menos probabilidades de sufrir una enfermedad del corazón.

Atención y concentración

Por otro lado, hay que tener en cuenta que al echar una cabezadita recuperamos energías, lo que nos permite estar más atentos y concentrados. Además, dormir la siesta después de comer nos puede ayudar a despejar la mente, aliviando tensiones y relajándonos. Esto influye a la hora de estar más activos y eficientes al despertar, aumentando nuestra intuición, imaginación, creatividad y capacidad para solucionar problemas. Y es que se elimina tanto la fatiga física como la mental.

Beneficios psicológicos

Por si todo esto fuera poco, la siesta también es muy positiva para mejorar nuestro estado de ánimo. De hecho, algunos estudios aseguran que nos permiten estar de mejor humor y mantenernos más positivos, ya que echar una cabezadita nos proporciona una sensación de bienestar. Por último, debes saber que la siesta es súper beneficiosa para combatir el estrés y la ansiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *