Asma: ¿qué puedo hacer?

asma-cuidados
En la actualidad, muchas personas sufren asma. Es una enfermedad crónica que se produce por la inflamación de las vías respiratorias. Normalmente, las personas asmáticas tienen que tomar una medicación y poner en práctica las pautas que les indique el médico, aunque hay varios tipos de tratamientos. Además, también se pueden seguir otros cuidados en el hogar que contribuyen a evitar o paliar sus síntomas, que suelen verse acentuados por los cambios de temperatura durante el invierno.

Tratamientos

Para tratar el asma hay dos tratamientos farmacológicos. Uno de ellos es de control o mantenimiento, que son los que incluyen corticoides que se administran con un inhalador y que, normalmente, son prescritos de forma regular para su uso diario y durante un tiempo prolongado.

El otro tratamiento es de alivio, es decir, que se toma según las necesidades del paciente para controlar sus síntomas y que puede ser más indicado cuando se tiene algún brote.

asma-cuidados

Otros cuidados

Además del tratamiento médico, también es muy importante que la persona asmática se cuide y siga unos hábitos de vida saludables. Uno de los más relevantes es no fumar y, si se es fumador, se debe dejar de serlo.

También es clave evitar oler o estar en contacto con productos que puedan desencadenar un ataque de asma como pueden ser, por ejemplo, algunos perfumes, detergentes o productos de limpieza…

En el día a día, igualmente hay que vigilar la alimentación porque hay productos que son muy buenos para las personas asmáticas. Uno de ellos es el aguacate por su poder desintoxicante y su contenido en glutatión, que se encarga de proteger las células de los radicales libres.

En la dieta no pueden faltar tampoco las manzanas ni el brócoli por ser ricos en bioflavonoides, que son antihistamínicos naturales que ayudan a desinflamar las vías respiratorias.

Finalmente, se deben tomar espinacas que son grandes aliadas para el buen funcionamiento del organismo, así como semillas como las de girasol, la menta o el jengibre. Estos últimos alimentos aportan vitamina E, potasio y magnesio que son fundamentales para mantener en perfecto estado el sistema respiratorio.

Alimentación, Enfermedades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *